El Proyecto – Corby Starlet

11 de Junio de 2006

 

Todo empezó cuando un vuelo de placer hacia Río Cuarto, Córdoba, en Febrero de 2002 y en un Luscombe 8A de 65 caballos (y algunos muertos), que tenía como piloto a Martín Dal Farra y como pasajero rompe00 a Matías Diez, (casi piloto en ese entonces), se convirtió en un dolor de cabeza. Luego de llegar a Río Cuarto decidimos paisajear por las sierras cordobesas haciendo caso omiso al informe meteorológico del momento. Nos sorprendió una tormenta por lo que decidimos realizar un aterrizaje preventivo en un camino de tierra. El mismo fue exitoso pero no así el despegue ulterior; en pocas palabras: terminamos con el tren retraído y un ala acortada sobre la banquina. Ahí mismo, como el avión no era nuestro y tuvimos que afrontar los elevados costos en un corto plazo dijimos: “... el próximo avión que rompamos tiene que ser nuestro...”. Así, al no disponer del dinero suficiente para comprar una aeronave homologada y afrontar los ridículos costos de sus recorridas, optamos por la sana opción de construir nuestro propio avión.

Consultamos por varios modelos que pudiesen ser construidos desde planos y cuyo motor sea VW o similar. Tras descartar opciones y por su elegancia y excelente performance, (especialmente la de despegue corto), optamos por el CJ-1 “Corby Starlet”. Nos pusimos en contacto con los vendedores de los planos, (USA), quienes nos informaron que había dos personas en nuestro país que se encontraban construyendo el avión. Una de ellas era el Flaco Abel A. Bilbao. Martín se puso en contacto inmediatamente con él quien al poco tiempo lo recibió “de lujo” en Santa Rosa, La Pampa. Al entrar al taller / quirófano del Flaco, Martín pudo apreciar más de cerca y en un estado muy avanzado el avión que habría de construir junto a su socio Natías, y no lo dudo un segundo; ése, era el avión.
A mediados del año 2003, Martín y Matías adquirieron los planos del CJ-1 y comenzaron a construir. De ahí en adelante realizaron varias visitas a Santa Rosa para aprender y tomar ideas de la máquina del Flaco y escuchar sus consejos constructivos. Cabe destacar que su apoyo, como así también el de Alberto Lorenzo fueron fundamentales para un inicio seguro del proyecto.

En el año 2004 fuimos invitados a un encuentro del Grupo Aracuán en el club de planeadores de Santa Rosa. Allí, además de nutrirnos de las distintas charlas técnicas, conocimos a un muy lindo grupo de gente unidos por una misma pasión; la construcción experimental.
Con este importante apoyo logramos progresar en nuestro trabajo que se ve reflejado en las fotos. Al día de hoy, tenemos el fuselaje prácticamente terminado y estamos por terminar el grupo de cola. Planeamos construir las alas monolarguero el próximo verano y resolver el tema “motor” en el transcurso de este año 2006.
Descubrimos que es verdad que “de todo lo malo puede sacarse algo bueno”. Gracias a nuestro “incidente aeronáutico” pudimos conocer este mundo de la “construcción aeronáutica” y su gente y estamos muy contentos de ello.

Saludos a todo Aracuán.

Martín Dal Farra (22) – Cel.: (011) 155-011-8168 – martin@dalfarra.com
Matías Diez (29) – Cel.: (011) 154-035-4849 – madmat77@hotmail.com

 

Pared del fuselaje - varillas de Hemblock y enchapado de Terciada de Cedro

 

Paredes del fuselaje dentro del molde - vista trasera

 

Paredes del fuselaje dentro del molde - vista frontal

 

Avances del fuselaje

 

Matias por ir a dar una vuelta

 

Fuselaje fuera del molde con cuadernas instaladas

 

Fuselaje fuera del molde-vista superior

 

Martín con Fuselaje

 

Cuadernas - parte trasera del fuselaje

 

Cuadernas - parte trasera del fuselaje

 

Cuadernas - vista hacia nariz del avión

 

Fuselaje sobre mesa taller

 

Fuselaje sobre caballetes

 

Fuselaje sobre caballetes

 

Sin Palabras

 

Cuando las cosas no salen bien, lo mejor es empezar de cero

 

Estabilizador y Timón de profundidad con terciada instalada

 

Tren de aterrizaje de acero

 

Martín trabajando sobre timón de profundidad

 

Instalando tren de aterrizaje

 

Matías y Martín profundamente concentrados

 

Matías y Martín concentrados de verdad

Matías"a noventa en condiciones"

Agradecimientos :

CORIPA s.a.

Mickey (ratón del taller)
Santo
Flor
Flia. Beraza
Flia. Diez
Flia. Dal Farra
Flaco Bilbao
Grupo Aracuan

 

VOLVER A EXPERIMENTALES EN CONSTRUCCION